OPCIONES DE FINANCIAMIENTO DISPONIBLES: Comuníquese hoy con un distribuidor autorizado independiente
Contacta a un Distribuidor
ago. 10, 2023

Meriendas ricas en proteína: Una guía para darle a tu familia la mejor alimentación

Las meriendas ricas en proteína son una alternativa saludable para toda la familia, ayudan a mantener una dieta equilibrada y hay una amplia variedad de recetas que puedes preparar de forma rápida y sencilla.

Las proteínas son indispensables para el crecimiento y desarrollo de los niños. Los ayuda a fortalecer el sistema inmune, construir el tejido de los músculos y otras funciones del cuerpo.

Para los adultos es uno de los alimentos más importantes, porque se trata de un macronutriente que favorece el buen desempeño del organismo.

A esto súmale que, si quieres bajar de peso y lucir una figura esbelta, las proteínas son las responsables de aumentar la masa muscular.

Incorporarlas a las meriendas es una forma práctica de hacerte de todos sus beneficios. Así que, toma nota, porque aquí te dejamos 6 recetas fáciles y ricas en proteínas que le gustarán a toda la familia.

1. Yogur con frutos secos

El yogur natural y los frutos secos son una rica fuente de proteínas y grasas saludables. La combinación de ambos ingredientes es perfecta para tener más corazones contentos, favorece la digestión y aporta nutrientes indispensables para la alimentación saludable.

Lo mejor es que no necesitas ser un chef con estrellas Michelín para preparar esta merienda. En 5 minutos puedes hacerla.

Vas a necesitar:

  • 750 gramos de yogur natural.
  • 5 dátiles.
  • ½ taza de pasas.
  • ½ taza de nueces.
  • 4 cucharadas de miel.

Preparación:

Coloca el yogur natural en un envase de vidrio, agrega los dátiles, las pasa y las nueces. Mezcla con una cucharilla y por último incorpora la miel. Si quieres que el toque de dulce sea más intenso, puedes agregar otra cucharada de miel.

¡Listo tienes la merienda perfecta para todos en casa!

2. Barras energéticas de frutos secos

Seguro has visto en la tienda marcas que ofrecen barras energéticas en las que los frutos secos son el ingrediente estrella. Estas barras son sencillas de preparar y si las haces tú mismo, no solo serán más saludables, sino que también sorprenderás a todos con tus habilidades en la cocina.

Vas a necesitar:

  • ½ taza de almendras.
  • ½ taza de avena instantánea.
  • ½ taza de mantequilla de almendras.
  • 4 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 1 pizca de sal.

Preparación:

En un envase de vidrio mezcla las almendras y la avena instantánea. Reserva.

Ahora en otro envase mezcla la mantequilla con la miel y el aceite de coco. Cuando se hayan unificado, incorpora los frutos secos y agrega la pizca de sal.

Solo te queda separar varias porciones y disfrutar de una de las mejores meriendas ricas en proteínas.

Estas barras también aportan Omega-3 y vitamina E ¿Te animas a prepararlas?

3. Batido de banana y crema de cacahuate

¡Esta es una preparación que los niños adorarán! La razón es que la combinación de banana y cacahuate ofrece un delicioso sabor.

Para los adultos es ideal antes de entrenar, porque, además de ser una bebida rica en proteínas, aporta energía y vitaminas, en especial las del tipo B.

El cacahuate es bien conocido para ayudar a mantener corazones contentos, porque previene enfermedades cardíacas. Mientras que la banana es ideal para regular las funciones del sistema digestivo.

Vas a necesitar:

  • 1 banana.
  • 1 ½ vaso de leche de almendras.
  • 4 cucharadas de crema de cacahuate.
  • 1 cucharada de avena.

Preparación:

Licua todos los ingredientes hasta obtener una consistencia líquida. Refrigera o sirve con un poco de hielo para disfrutar de una bebida bien fría.

Esta es una merienda deliciosa, rica en proteínas y calorías. Así que, puedes hacerla una o dos veces por semana.

4. Panqueca de avena con fresas

La avena tiene mayor aporte de proteínas que cualquier otro cereal. De allí que incorporarla a las meriendas es una buena decisión para aumentar el consumo de macronutrientes.

Al combinarla con fresas obtenemos una preparación fresca y cargada de un rico sabor.

Esta es una receta de panquecas de avena que puedes hacer con ingredientes que tienes en tu cocina.

Vas a necesitar:

  • 1 huevo.
  • 2 cucharadas de avena.
  • 1 chorrito de leche descremada.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • ½ cucharadita de ralladura de limón.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 pizca de sal.
  • Fresas al gusto.

Preparación:

Coloca un sartén antiadherente a calentar y, mientras adquiere temperatura, licua todos los ingredientes -menos las fresas- hasta obtener una mezcla espesa.

Cuando el sartén esté bien caliente, agrega un poco de la mezcla y cocina por ambos lados.

Lava las fresas, rebánalas y colócalas sobre la panqueca. ¡Sirve y disfruta!

5. Batido de banana, fresa y avena

¿A quién no le gustan los batidos de frutas? Son refrescantes, deliciosos y perfectos para merendar en las tardes, en especial cuando se trata de días cálidos.

De las meriendas ricas en proteínas, esta es una de las recetas que más gustan entre adultos y niños. Además, al combinar banana, avena y fresas, el sabor es increíble.

Aquí te explicamos como preparar esta delicia.

Vas a necesitar:

  • 1 banana grande.
  • 4 fresas grandes.
  • 1 taza de leche.
  • 2 cucharadas de avena.
  • 1 cucharada de miel.
  • ½ taza de hielo.

Preparación:

Agrega la banana, las fresas, la leche, la avena y la miel a la licuadora, procesa hasta obtener una mezcla líquida. Si te queda muy espesa, puedes agregar un poco más de leche. Por último, incorpora el hielo y licua solo unos segundos, lo suficiente para obtener algo de granizado.

¡Sirve de inmediato y disfruta!

6. Sándwich de atún acompañado de té verde

El atún es una fuente de proteínas y omega-3. Quizás te parezca extraño este alimento como merienda, pero cualquier hora del día es ideal para hacerte de sus beneficios.

Mientras que el té verde está repleto de antioxidantes y se ha utilizado durante siglos debido a sus muchos beneficios para la salud. ¡Es una merienda que tienes que preparar!

Vas a necesitar:

  • 50 gramos de atún.
  • 2 rebanas de pan integral.
  • 1 tomate.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación:

En una olla de agua hirviendo cocina el atún. Rebana los tomates y colócalos en el pan integral, incorpora el atún cocido, adereza con sal y pimienta. Disfruta acompañado de una taza de té verde.

Ya sabes que con pocos ingredientes y en solo minutos, puedes hacer preparaciones deliciosas y saludables para toda la familia. Ahora, anímate a sorprenderlos con una de estas recetas.

Y para preparar estas meriendas, ¿ya cuentas con los utensilios de cocina apropiados? Descubre cómo tener una cocina moderna y cómo tener más corazones contentos en casa con Royal Prestige®.

Conectate con un distribuidor via