OPCIONES DE FINANCIAMIENTO DISPONIBLES: Comuníquese hoy con un distribuidor autorizado independiente
Contacta a un Distribuidor
may. 18, 2023

Normas de etiqueta en la mesa que debes conocer

Las normas de etiqueta en la mesa son pautas imprescindibles que debes conocer, porque cada detalle cuenta para lograr una velada inolvidable.

El manejo de los cubiertos, uso de la servilleta, la postura, la ubicación de cada comensal, entre otros aspectos, muchas veces se dejan de lado.

Esto es un error, porque un buen manejo de la etiqueta y protocolo en la mesa habla de tus habilidades sociales, el nivel cultural y las buenas costumbres.

Cuando prestamos atención a las reglas de etiqueta tenemos más posibilidades de destacar, cerrar un buen negocio, dar una buena impresión, entre otros puntos positivos.

Por eso, aquí te dejamos algunas de las pautas más importantes que debes tomar en cuenta.

5 normas de etiqueta en la mesa que debes conocer

La mesa es uno de los lugares en donde queda en evidencia la educación cultural. Son tantas las normas a cumplir que, en ocasiones, puede resultar abrumador.

Pero no te preocupes, preparamos una lista con los 5 modales que te harán quedar bien en cualquier ocasión.

¡Veamos!

1. La primera persona en comer es el anfitrión

Cuando la comida ya está servida, siempre debes esperar por el anfitrión para empezar a comer.

Así que, hasta que este no se encuentre en la mesa y diga que puede iniciar la velada, no deben tocarse los cubiertos.

La única manera de comer antes que el anfitrión, es que él se excuse de no poder acompañarlos y pida que inicien sin su presencia.

Una vez que inicia la comida es muy importante:

  • Mantener el mismo ritmo que el resto de los comensales. No debes comer muy rápido, pero tampoco lento.
  • Cortar cada pieza de alimento en el momento que la llevarás a la boca. Una vez que la comida ya está en el cubierto es para comerla, no debes apartarla, ni dejarla para conversar.
  • Es de mala educación beber cuando tengas la boca llena. Tampoco hagas tragos largos, siempre cortos para evitar dar la impresión de que estás sediento.

2. La servilleta va en el regazo

Al sentarte encontrarás la servilleta al lado izquierdo del plato o encima de él.

Tómala con delicadeza y desdóblala para colocarla sobre el regazo, ¡nunca en el cuello! Solo está permitido usar la servilleta como babero en los niños y personas con capacidades especiales.

Para limpiar tus labios, realiza pequeños toques. No está permitido utilizar la servilleta para secar el sudor de la frente o limpiar los cubiertos.

Una vez que termines de comer, la servilleta debe ir del lado derecho del plato y un poco arrugada.

Si eres tú el anfitrión, jamás coloques las servilletas dentro de las copas. Es una mala práctica y si tienen algún logo o bordado, procura que este quede a la vista.

3. Los cubiertos se usan de afuera hacia adentro

Los cubiertos se colocan en el orden en que se servirán los platillos y se distribuyen de la siguiente manera:

  • El tenedor que encontrarás más a la izquierda y el cuchillo de la derecha se usan para el pescado.
  • Los cubiertos que están en la parte interior son los indicados para la carne. Generalmente, es el segundo plato.

También es importante que sepas que los cubiertos tienen su propio lenguaje y te permiten conectarte con los mesoneros sin tener que articular palabra. Así que la forma en que los coloques les enviará un mensaje:

  • Déjalos apoyados en el plato si continuarás comiendo.
  • Junta cuchillo y tenedor a un solo lado del plato al terminar de comer.

Un dato importante: No utilices los cubiertos para picar el pan. Este se parte con las manos.

4. Mantén una buena postura

En la mesa es preciso sentarse de forma apropiada, con nuestro cuerpo a unos 10 centímetros de ella y con la espalda recta, siempre pegada del borde de la silla.

Cuando inicie la velada, está permitido apoyar los antebrazos en el borde de la mesa para tener mayor comodidad.

Y, contrario a lo que se piensa, sí puedes colocar los codos en la mesa. Siempre que en el momento que los subas no estés comiendo.

Por ejemplo: si haces una pausa para conversar, deja los cubiertos en el plato y permítete subir los codos. En el momento que vuelvas a comer es importante bajarlos.

En cuanto a las piernas, no las cruces, ni las estires en exceso. Así, evitarás tropezar con la persona que esté sentada de frente a ti.

Es muy importante mantener la postura, pero tampoco tienes que lucir con rigidez. Solo relájate y procura cumplir con las normas.

5. El teléfono móvil no va sobre la mesa

Es de mala educación colocar el teléfono móvil sobre la mesa, por norma este no debe usarse al momento de comer.

La razón es que interrumpes la conversación con otras personas y resulta molesto atender llamadas y mensajes mientras se está degustando un plato.

Este siempre debe estar en silencio. Los caballeros pueden llevarlo en el bolsillo y las damas en su bolso de mano.

Si necesitas contestar una llamada, la forma correcta de hacerlo es retirarte de la mesa y ofrecer una disculpa a los acompañantes. En caso de no poder alejarte, que la conversación sea muy breve y en voz baja.

Con estas cinco normas básicas darás una buena impresión y cumplirás con los modales más importantes en la mesa.

¿Cuándo poner atención a las normas de etiqueta en la mesa?

Cumplir con las normas de etiqueta en la mesa nunca está de más, puedes aplicarlas en cualquier ocasión, pero especialmente en eventos importantes como comidas de negocios, cenas navideñas, encuentros formales, salidas a restaurantes, entre otras.

En casa puedes aplicar las reglas de etiqueta siempre que lo desees y aún más cuando recibas invitados. De esta manera reflejarás un buen nivel de educación social y cultural, al tiempo que dejas más corazones contentos.

Esperamos que este post te haya sido de utilidad, antes de despedirnos te invitamos a descubrir más de nuestros productos Royal Prestige®. En esta ocasión te dejamos una entrada para que veas la chocolatera de acero inoxidable.

Conectate con un distribuidor via