Sistemas de cocina Royal Prestige®

Cocinando a la perfección

Cocinando a la perfección con Royal Prestige®

Lo que necesitas saber sobre tu Sistema Avanzado de Cocina Inteligente

Un estudio llevado a cabo en 2008 por Covance Laboratories mostró que las siguientes verduras retuvieron en mayor porcentaje algunos de los minerales y vitaminas recomendados por la FDA (U.S. Food and Drug Administration) cuando, en lugar de ser hervidas, fueron cocinadas con el método de cocción sin agua y sin grasa de los Sistemas de Cocina Royal Prestige®: brócoli (73%); repollo (25%); zanahorias (16%) y papas (8%).

El mismo estudio indicó que cocinar con Royal Prestige® y su método de cocción sin agua y sin grasa es hasta 78% más eficiente en el consumo de energía que hervir verduras y 54% más eficiente en dicho consumo que hacer un asado al horno.

Siempre usa una hornilla que sea similar en diámetro a la olla o sartén. Si estás cocinando en una estufa a gas, la llama debe apenas tocar la base del utensilio. Nunca debe cubrirla toda, ni tampoco subir por los lados.

Sí, escoge un tamaño de olla que sea apropiado para la cantidad de comida que estás preparando. Debes llenar idealmente 2/3 de la olla. Siempre utiliza la tapa diseñada para cada olla.

Para evitar que la comida se pegue, se recomienda precalentar los utensilios a temperatura media-alta. Al cocinar, lo mejor es que se encuentre entre baja y media. La temperatura alta puede ser utilizada cuando es necesario (por ejemplo, al hervir líquidos).

Las temperaturas pueden variar entre una estufa y otra. En líneas generales, cuando silba la válvula se debe disminuir la temperatura a baja, y esperar a que la válvula deje de silbar antes de cerrarla. Si mientras estás cocinando no sale vapor alguno, necesitas incrementar la temperatura un poco. Si por el contrario observas que se está escapando demasiado vapor, debes bajar la temperatura ligeramente. Recuerda que la clave es que exista un escape de vapor ocasional.

¡Sí! Asegúrate de precalentar el horno completamente antes de colocar la olla. Nunca uses una temperatura superior a 400 °F/ 204 °C, ni la opción de la parrilla del horno (broiler). Recuerda usar guantes de cocinar cuando estés metiendo o sacando los utensilios del horno. Nunca uses tu juego de ollas en el horno microondas ni en una parrilla (grill).

Después de cocinar, puede haber un sello firme de agua entre la olla y la tapa. No fuerces la tapa. Simplemente abre la válvula Redi-Temp® para igualar la presión y así la tapa podrá retirarse fácilmente. Siempre inclina la tapa lejos de ti para evitar quemaduras por causa del vapor. Si la tapa está sellada, pero el utensilio no tiene válvula, vuélvelo a calentar por 2 minutos a temperatura media. Así se abrirá fácilmente.

Para cocinar algunas recetas tradicionales como los tacos dorados, los plátanos (macho) fritos o los huevos, es necesario el uso de aceite. En esos casos te recomendamos usar los Sartenes Gourmet, de gran rendimiento y rápida respuesta al calor. Al usar estos versátiles utensilios, la cantidad de aceite requerida puede reducirse, para así preparar recetas más saludables.